HABLEMOS DE PAREJA

Cuando hablamos de relaciones de pareja por lo regular sucede que damos un gran suspiro y miramos hacia el cielo buscando en su inmensidad la respuesta correcta sobre la llave del éxito para ser feliz con alguien. Realmente es una de las luchas más grandes del ser humano: encontrar su alma gemela o si se tiene, cómo mantenerla.

 

Muchos expertos han hablado del tema y no quiero montarme en alguna posición profesional para tocar las relaciones de pareja, sólo quisiera mencionarlo desde una visión propia, empírica, defectuosa, ambivalente, exitosa o simplemente la mía, sea cual sea.

 

Para empezar debo decir que si algo he aprendido en estos años de vida es que el amor verdadero y primer gran amor es el que sentimos por nosotros mismos, sólo hasta que llegue ese gran “momentum” de reconocer la perfección y la divinidad que yace en nuestro interior podremos entonces compartir esa felicidad y totalidad con alguien más. Sin duda es un largo camino de conocimiento personal, de crecimiento y despertar, que mientras más te demores en comenzar, más lejos verás la posibilidad de encontrar a alguien con quien compartir tu vida de una manera sana, amorosa y en igual sintonía y vibración como llevas la tuya. Así que el momento de tu Transformación es ahora!!!

 

Podría ser positivo ver la relación de pareja como un gran laboratorio de auto-descubrimiento, porque a través de ella entendemos que el otro no es más que un poderoso espejo de nuestro interior en el que tenemos la posibilidad de vernos día a día, en el que cuando aparece la confrontación es justo el estallido perfecto de aquello que nos hará evolucionar si sabemos manejarlo y leerlo, una total revelación.

 

Esto sólo sucede cuando has pasado la etapa del enamoramiento, aquél tiempo de embrujo en el que todo parece ser perfecto, ideal y estimulante, es una etapa de inmadurez en la relación pues se presenta como una burbuja que vive amenazada permanentemente por una aguja, cualquier cosa la puede hacer estallar y salir en busca de otra burbuja que genere la misma emoción, algunos se vuelven adictos a ese excitante tiempo de enamoramiento, pero de lo que hablo es del nivel siguiente, en el que el corazón elige integridad, discernimiento y renuncia, así pues mientras el romance droga, el amor DESPIERTA.

 

Una relación de pareja basada en el amor debe tender hacia la observación atenta y el auto conocimiento, hacia un despertar de consciencia en conjunto que les permita a ambos disfrutar plenamente de su experiencia en este mundo, aunque sea una sociedad, el trabajo siempre será individual para compartir de una manera efectiva y placentera.

 

Vivir en el presente, en el aquí y el ahora es la más amorosa herramienta que podemos usar para ser felices solos y en pareja, así que a partir del equilibrio y paz interior que alcancemos, en el cambio de gafas para ver en cada circunstancia difícil una oportunidad de recordar lo completos que somos, podremos iniciar relaciones más sanas y armoniosas, podremos entonces hablar de pareja sin mirar al cielo con tantas dudas. Feliz Vida!!!

 

Espero tus comentarios y opiniones en mi correo felizcomobeatriz@gmail.com

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. It¦s actually a cool and helpful piece of information. I am happy that you simply shared this useful information with us. Please keep us informed like this. Thank you for sharing.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *