Hacia un nuevo liderazgo integral

Desde hace un buen tiempo se viene hablando de inteligencia emocional IE y la importancia de migrar del liderazgo dictatorial hacia uno que reúna no sólo las capacidades intelectuales y ejecutivas, sino también un liderazgo que inspire y que a través del manejo inteligente de las emociones se logre cohesión y excelentes resultados en los equipos de trabajo.

Me he encontrado en mi hacer profesional pocos casos de éstos en jefes, directivos, gerentes, dueños de empresa, así sean pequeñas asociaciones o cooperativas; las personas que lideran personas aún no entran en esa transformación que les permita mirar al Ser humano que habita en cada uno de sus empleados, porque justamente es el Ser el que quiero rescatar en este escrito que va dirigido a aquellos que les interesa influenciar masas, lograr grandes y exitosas empresas y crecer profesionalmente en sus cargos ejecutivos.

Para llegar a un Liderazgo Integral primero se debe revisar interiormente usted como líder para ser capaz de mirar el interior de su gente, es una tarea que comienza con la decisión de ampliar su mente nutriéndola de otra información que no es académica y no tiene que ver con sus competencias administrativas, que requiere de tiempo y dedicación, casi el mismo que le ha invertido a formarse como profesional y sobre todo necesita que ponga a funcionar su corazón y le dé un break a la razón que siempre ha prevalecido en su modus operandi.

No se asuste ni piense que aquí llegaré con historias melodramáticas a darle cátedra de superación personal o a introducirlo en decálogos motivacionales, no, los temas de Coaching personal y empresarial se han ganado ya un espacio importante y la atención de muchos alrededor del mundo, porque han visto en el entrenamiento integral una forma poderosa de mejorar sus skills y por ende el cumplimiento de metas y objetivos con resultados a largo plazo.

En este blog pretendo dejarlo tocado por la necesidad de ahondar más en el conocimiento de sí mismo, una introspección que sugiere revisar su pasado y en él descubrir sus miedos y limitaciones disfrazadas a lo largo del tiempo en abuso de poder, egocentrismo, fuertes maneras de dirigir, falta de escucha y compasión por las necesidades del otro, juicios de valor, etc.

Ése diagnóstico por llamarlo de una forma práctica requiere de sinceridad y convicción para sanar viejas heridas y perdonar a quien tenga que perdonar (incluyéndose), de esa forma comenzará a ganar otro tipo de sensibilidad que le permitirá ver a los demás igual de humanos a usted, con problemas y situaciones pasadas que no han podido superar y que sin duda repercuten en su actual rendimiento laboral. Tomándose usted mismo como persona integral y no como máquina o una ficha de su compañía podrá identificar que así de importante como es el tiempo eficiente de trabajo, también lo es el de su familia, sus amigos, sus hobbies y su espiritualidad, igual que el de su gente a cargo.

Según Daniel Goleman, autor del Best seller La Inteligencia Emocional, existen 6 tipos de líderes: los autorizados que movilizan a la gente hacia una visión, los asociativos que crean armonía y lazos emocionales, los democráticos que construyen consenso a través de la participación, los que marcan la pauta y esperan obtener la excelencia y el autogobierno y los líderes coercitivos que exigen una sumisión inmediata. Valdría la pena que ahonde en cada uno de ellos para saber en cuál se ubica, midiendo también el impacto que tiene su estilo en los resultados y en la forma de conectar con su equipo.

Así de importante es realizarse algunas preguntas que pueden ayudarle a evaluar su inteligencia emocional. Aquí le dejo algunas:

  1. Es habitualmente consciente de sus sentimientos y de por qué se siente de esa manera concreta?
  2. Es consciente de sus limitaciones y sus puntos fuertes como líder?
  3. Qué tan fácil se puede recuperar del estrés o de un mal momento?
  4. Puede adaptarse a los cambios?
  5. Posee un don para la persuasión y para utilizar su influencia de forma positiva?

Hay muchas más pero si nunca se había interrogado acerca de estos importantes aspectos creo que es hora de comenzar a buscar libros y coaches que le ayuden a navegar en los mares de la Transformación y la inteligencia emocional. Seguramente puede estar pasando por alguna crisis laboral, cambia y cambia de personal sin identificar realmente el problema y ya no le funcionan ni los gritos ni los ultimátum para hacer que sus empleados rindan, así que le sugiero que tenga en cuenta reinventarse, desaprender lo que cree que sabe para mirar de otra forma, si usted como observador líder mueve sus viejos patrones y le incluye a su práctica gerencial la dosis adecuada de emoción y sentimientos, sin duda será influencia e inspiración para que los demás lo sigan y se motiven a transformarse también interiormente, le aseguro que después de estar bien por dentro las cosas por fuera mejoran. Feliz Vida!!!

Espero sus comentarios y opiniones en mi correo felizcomobeatriz@gmail.com

También te podría gustar...