Pasos para aprender a amar

Cuánto se ha hablado sobre el Amor?  Algunos decimos sentirlo y expresarlo y muchos aún se preguntan cuándo llegará a sus vidas… Osho quien es uno de mis líderes espirituales favoritos decía: “Amo, porque mi amor no es dependiente del objeto de amor. Mi amor es dependiente de mi estado. Por lo que cuando una persona cambia, se vuelve diferente, un amigo se convierte en enemigo, no importa, porque mi amor nunca fue dependiente de la otra persona. Mi amor es mi estado de ser. Yo simplemente Amo”.

De ese maravilloso pensamiento nace la primera reflexión: El amor no está fuera, está dentro de ti, así de simple!!! No hay que viajar muy lejos, ni conocer a cientos de personas para experimentarlo, es un sentimiento universal propio del Ser, es un derecho y un deber, es parte de tu ADN, es la vitamina, la gasolina de la vida.

Es fácil enredarnos tratando de culpar a otros por las decepciones y fracasos y en esa dinámica nos la pasamos intentando llenar un vacío que jamás podrá cumplirse si te sientes incompleto, si sientes que necesitas tu media naranja o una persona que te brinde felicidad y compañía, el gran reto es que encuentres el Amor en ti y primero por ti para repartirlo al Universo.

En este blog te doy algunas acciones fundamentales para que pongas en práctica y así encuentres el significado del Amor:

  1. Mantén en tu vida como base la bondad por los demás. El primer paso para comprender el amor es ponerte en el lugar del otro, escuchar, apoyar, servir. Que tu propósito a partir de ahora sea el de generar buenas acciones que dejen huella en el mundo, no importa si es un pequeño gesto o una gran hazaña, la experiencia de expandir amor es la misma.
  1. Pierde el miedo a compartir y a vivir en Amor. Las huellas y las heridas de relaciones pasadas inhiben y bloquean el sentimiento en el corazón, toma consciencia de que esos capítulos están en el pasado y que ya no hacen parte de tu presente, date el permiso de abrir nuevas puertas para recibir otras experiencias con todo lo que eso puede implicar, recuerda que el dolor posiblemente esté pero el sufrimiento sólo existe si te quedas anclado y no aceptas todas las condiciones de la vivencia humana.
  1. Honra tus heridas, porque de ellas saldrás fortalecido. Confía en los procesos, no te encierres, no te aísles, no le creas al pesimismo. Siempre hay una salida del túnel y cuando lo hagas esa herida sana será tu más valioso patrimonio, la ventana hacia una visión de la realidad más sensible, más madura, más sabia.
  1. Supera la vanidad y el egoísmo comprendiendo al otro y aceptando sus virtudes y defectos. Osho también decía algo sabio al respecto: “Si amas a una flor, no la recojas. Porque si la recoges muere y cesa de ser lo que mueres. Por tanto, si amas a una flor, déjala ser. El amor no es sobre posesión, el amor es sobre apreciación.
  1. Practica cuatro elementos claves del amor: amabilidad, compasión, diversión y serenidad. Con la amabilidad siempre tendrás un camino abierto para dar y recibir, la compasión te aleja del ego y te permite ver a los demás tal cual son, sin expectativas ni defectuosos, la diversión le da alegría permanente a tu vida para tomar siempre lo positivo y disfrutar de la esencia de todo cuanto te rodea y la serenidad te ayuda a estar en el presente, en el aquí y en el ahora, te da la conciencia de vivir cada paso con perfección porque te olvidas del control y te mantienes en apertura.
  1. Valora lo que tienes. El agradecimiento es la base fundamental del Amor, con él vives en abundancia permanente y no desde la carencia, no desde el esperar, no desde el necesito y quiero. Agradece, agradece, agradece.
  1. Ama lo incompleto, ámate imperfecto, ama lo que aún no ha sido, cuando nos desligamos de la espera algo misterioso ocurre, bien lo decía Richard Bach “Échate a volar, y te crecerán las alas”

Feliz vida!!! Espero tus comentarios en mi correo felizcomobeatriz@gmail.com