BogotaLocalSuba

Se salvo de milagro

Puedes compartir

pedro

A Pedro Antonio Monroy, de 57 años, lo intentaron degollar en medio de un atraco donde lo atacaron con piedras y cuchillos. La agresion se registro en el barrio Villa Cindy de la localidad de Suba.

Por Juan Fernando Niño

 

5 PUÑALADAS Y SOBREVIVIÓ

Ocurrió en el barrio Villa Cindy, Suba

Con puñaladas en su cabeza, espalda, cuello y brazos, llegó Pedro Antonio Monroy de 57 años, hasta el Hospital San Ignacio, luego de que dos reconocidos vecinos del barrio Villa Cindy, lo atacaran con piedras y cuchillos en su cuerpo por hurtarle un celular y 100.000 pesos que cargaba en su billetera.

La victima quien labora como aseador de la empresa Aguas de Bogotá, salió el domingo a las 5:00 de la mañana para su lugar de trabajo, cuando fue interceptado por dos delincuentes que de forma descarada, se le tiraron encima y lo amedrentaron con unos cuchillos del tamaño de un machete, le pidieron todas sus pertenencias sin siquiera importarles que la persona a la que iban a robar, era un conocido de ellos y del barrio.

Cuenta Pedro Antonio, que inmediatamente cuando le pidieron sus pertenencias, él salió a correr entre la bruma de la madrugada  y recibió una pedrada en la cara que lo tumbó al piso. Desconcertado y algo desubicado, intentó ponerse de pie pero se le tiraron encima y lo intentaron degollar. Allí le propinaron dos puñaladas en la espalda, una en la cabeza y una en su brazo derecho. Lo más preocupante, es que todo el ataque se suscitó ante la mirada frívola e indiferente de varios ciudadanos que escucharon los gritos y no hicieron nada.

Vivo de milagro

Las cámaras de seguridad de la zona, gravaron toda la pelea y también, el momento en el que los delincuentes lo atacaron y huyeron del sitio con su celular, almuerzo y 100.000 pesos en efectivo.

Monroy fue trasladado por un amarillito hasta el Hospital San Ignacio, donde llegó casi que desangrado con los huesos de su cara rotos por las pedradas que recibió. Así mismo, llegó con la espalda y brazos puñaleados, donde fueron necesarios más de 10 puntos para suturar las heridas.

“Gracias a Dios los médicos me estabilizaron y me regresaron la vida. Yo llegué más muerto que vivo y ahora solo espero que al tal Alex y al otro muchacho que me apuñaló, paguen con cárcel los actos cometidos”, aclaró Antonio Monroy luego de salir de la Fiscalía donde interpuso la denuncia por lesiones personales y por tentativa de homicidio.

Publicidad Premiados como el Mejor Medio de Comunicación Comunitario del Distrito en la Gala de reconocimiento a la Participación por el IDPAC, líderes en generación de contenidos y audiencia certificada por el EMAC OLA 2 2022, y premio Distrital de Comunicación Comunitaria. Escríbenos en medios.sipuedo@gmail.com y síguenos en todas nuestras redes sociales

Deja una respuesta

WhatsApp chat