Construcción de colegio en Suba genera inconformidad entre la comunidad

Hoy el debate de la sesión de hacienda del Concejo de Bogotá abordó la problemática que se registra en la localidad número 11.La situación que cuestionan los residentes del barrio Mirandela es sobre la destrucción del parque mas antiguo del noroccidente de la capital para construir un colegio. Un asunto que no fue socializado ni contó con la aprobación de la comunidad.  

Los concejales del Centro Democrático, de MIRA, de Cambio Radical y del Polo Democrático debatieron este viernes sobre la construcción de una nueva sede del colegio Nueva Zelandia en el barrio Mirandela, de Suba, hecho que ha despertado el malestar de la comunidad de este barrio porque la construcción se está haciendo en el antiguo parque del sector, entre otros inconvenientes que ha traído dicha obra. Además, dicha construcción tiene vicios de legalidad, aseveró la concejala Gloria Stella Díaz.

Los concejales de Centro Democrático, Ángela Garzón, Daniel Palacios, Diego Devia y Diego Molano advirtieron que si bien la única forma de garantizar la jornada única es con nuevos colegios que tengan la infraestructura adecuada y escenarios deportivos, en el caso de esta construcción se pasó por encima de la comunidad que reclama la recuperación del parque que disfrutaron por más de 28 años y que sin consultarles fue encerrado para construir allí el mencionado colegio.

Adicionalmente, cuestionaron el hecho de que este colegio no será para estudiantes del barrio Mirandela sino del barrio Nueva Zelandia, lo que los obligará a hacer largos desplazamientos.

A su turno, la concejala de MIRA, Gloría Stella Díaz fue enfática en señalar que la comunidad de Mirandela intentó por varios medios tener un diálogo directo con el alcalde Peñalosa pero no fue posible. Presentó evidencia de predios que habían podido ser empleados para la construcción de la Sede B del colegio Nueva Zelandia en dicho sector y no en Mirandela.

Agregó que la comunidad ha sido estigmatizada y que en sus protestas por los perjuicios de la construcción se les acusó de estar en contra de la educación para los más pobres. Finalmente, aseveró que esta obra tiene vicios de legalidad porque no se hizo la desafectación de un bien de uso público como lo es un parque.

Por parte de Cambio Radical los concejales José David Castellanos y Yefer Vega se sumaron a los cuestionamientos por la falta de diálogo de la Administración con la comunidad, hicieron una llamado para atender y solucionar las quejas de la comunidad por los perjuicios de ruido y contaminación que causa la construcción; pero manifestaron que fue la pasada Administración la que hizo el cambio de uso del suelo del parque para construir el colegio, y que a esta Administración no le quedaba más alternativa que continuar la obra, o de lo contrario se incurre en un detrimento patrimonial.

Argumento que fue rechazado por los concejales del Polo Democrático, Celio Nieves y Manuel Sarmiento quienes afirmaron que sí se había podido cambiar la construcción del nuevo colegio Nueva Zelandia en Mirandela por el reforzamiento y mejoramiento del actual colegio Nueva Zelandia. Agregaron que la comunidad de Nueva Zelandia también está inconforme porque los niños se deberán trasladar hasta Mirandela para estudiar.

En el debate intervinieron varios líderes comunales quienes reafirmaron lo denunciado por los cabildantes y presentaron evidencia en fotos y videos de los incumplimientos de la obra en normas de seguridad para la comunidad.

 

Nota Patrocinada por

VALAGUELA.COM, es un medio de comunicación de emprendedores, miembro de ACOEXAR, con transmisión de audio y vídeo a través de las TIC´s Suscribase a nuestro boletín de noticias.

WhatsApp chat