Desaparecidos, pero no olvidados

Spread the love

El equipo de Valaguela.com recopiló algunos casos de personas en Bogotá que nunca regresaron a sus hogares. Se trata del drama de cientos de familias que buscan incansablemente a sus seres queridos. De acuerdo con el reporte de Medicina Legal, a la fecha, 2.813 personas están siendo buscadas por sus familiares en toda Colombia.

En Bosa San Bernardino

Sin rastro de Yuly Cárdenas

Una joven en estado de embarazo, identificada como Yuly Bibiana Cárdenas Osuna salió de su casa ubicada en el barrio Bosa San Bernandino a sacar unas copias y nunca regresó.

Su familia está viviendo momentos desesperantes ya que la joven no acostumbraba a perderse de esta manera y no es una mujer de andar en la calle. “No sabemos nada de ella y estamos preocupados, porque está embarazada. Tenemos miedo de que algo malo le haya ocurrido” dijo un allegado a Cárdenas.

Parientes, amigos y conocidos de Yuly Bibiana han recorrido toda la localidad de Bosa y varios sectores de la ciudad de Bogotá para dar con su paradero, pero sin resultados positivos. Igualmente han acudido a hospitales, clínicas, Medicina Legal, y otros centros de salud, pero nada que la encuentran.

Por su parte, familiares y amistades también han difundido la información en las diferentes redes sociales, para que los contactos compartan y se pueda obtener algún tipo de información.

Sur de Bogotá

Sin noticias de Juan Carlos

Juan Carlos Martín Rojas, de 36 años, desapareció desde Bosa La Paz, Bogotá. Su desaparición ha sido todo un misterio.

Sus familiares están angustiados por la falta de información de su paradero y piden a las autoridades que intensifiquen la búsqueda.

Esta extraña desaparición se suma a la de miles de colombianos que salieron de sus casas y aún no han vuelto.

El reporte de Medicina Legal señala que entre los desaparecidos en Colombia hay 305 hombres que son menores de edad. Entre ellos Jonnier Alexis Espejo Rubio, de cinco años. Desapareció en Solano (Caquetá), el pasado mes de julio y aún se desconoce su paradero.

En Usaquén

Angustia y preocupación

Una familia del barrio Toberín, de la localidad Usaquén, en el norte de Bogotá vive una pesadilla por la desaparición del joven Huilmer Edrey Rodríguez Calderón, de 30 años, quien viajó el pasado 12 de octubre hasta República Dominicana a disfrutar de unas vacaciones.

Todo iba bien, el muchacho se comunicaba a diario con sus familiares acá en Bogotá, hasta el día 31 de enero de este año, cuando desapareció sin dejar rastros. Los parientes están atemorizados ante esta difícil situación y han solicitado ayuda a la cancillería, consulado y autoridades judiciales de este país y de República Dominicana para que localicen al joven.

Adriana Rodríguez, hermana de Huilmer explicó que éste se encontraba viviendo en el sector Los Corales de Punta Cana con una amiga pero, fue visto por última vez en un hostal de Santo Domingo. “Conoció a una persona de otro país y desapareció” dijo la dama.

Señaló que la amiga de Huilmer les comentó que el día de la desaparición él no tenía dinero, no llevaba su pasaporte ni ropa adicional porque la idea era salir un rato y devolverse. “El día 31 de enero su amiga verificó que él estaba en línea y le escribió, igual nosotros pero, nunca contestó, nunca le llegaron los mensajes, lo llamaron y no contestó” reiteró Adriana, quien agregó que “su teléfono parecía como si estuviese sin señal hasta el día 5 de febrero, donde los mensajes ingresaron pero nunca los vio, luego volvió a perder la señal. No sabemos nada de su paradero”.

Misterio y confusión

Participó en una riña y desapareció

En el barrio Nova de la localidad de Bosa hay tristeza y preocupación por la misteriosa desaparición de un joven de 23 años de nombre Daniel García Garzón, a quien no ven desde el pasado 18 de agosto.

Esa vez el muchacho se encontraba con un grupo de amigos en un parque del barrio Bosa San Bernardino, donde al parecer se originó una riña que acabó con varios heridos y algunos detenidos.

La hermana del desaparecido manifestó que a su hermano se lo tuvo que haber llevado la Policía, “pero hemos buscado en todos los CAI, estaciones y URI y nadie nos da respuesta del paradero de mi hermano” dijo la joven, quien a su vez señaló que la familia se encuentra asustada porque creen que algo malo le sucedió.

“Ya no hallamos que hacer, no sabemos a dónde acudir ya que agotamos todas las instancias y Daniel nada que aparece. Estamos angustiados, queremos que de señales de vida” dijo la pariente.  

Desespero en Engativá

Salió a comprar pan y no regresó

Los integrantes de una familia residente del barrio Villas de Granadas de la localidad de Engativá, buscan desesperadamente a un señor identificado como Uriel Rodríguez Sáez, quien desapareció de manera misteriosa.

El hombre salió muy temprano de su casa a comprar pan para el desayuno y en su casa se lo quedaron esperando. Pasaron las horas, los parientes se fueron desesperando hasta que llegó el momento del miedo ya que Rodríguez no acostumbraba a perderse de esa manera.

Inmediatamente, sus parientes notificaron a las autoridades policiales y se inició la búsqueda por varios sectores de Engativá, sin lograr resultados positivos. Así mismo, recorrieron hospitales, clínicas, Medicina Legal, estaciones de policías y URI pero tampoco pudieron ubicarlo.

Clamor en Ciudad Bolívar

¡Devuélvanme a mi hijo!

Ya son dos meses en que una familia y una madre del barrio Mochuelo Bajo de la localidad de Ciudad Bolívar se encuentran desesperado, angustiados y rodeados por un misterio oscuro, luego de la desaparición de uno de sus miembros, quien nunca dejaba de estar comunicado con la familia.

El joven desaparecido responde al nombre de Fabián Steven Pérez Perdomo, de 25 años, quien vive en la carrera 18 con calle 91A sur del barrio Mochuelo Bajo de la localidad de Ciudad Bolívar. El mismo es catalogado como una persona responsable, juiciosa y siempre comunicado con la familia, su novia y amigos, quienes hoy se encuentran desesperados al no saber nada de él.

La señora Martha Perdomo, nos manifestó que el pasado sábado 11 de julio su hijo la llamó en la mañana para decirle que estaba en unas vueltas, luego su última llamada fue a las 9:00PM, donde le manifestaba que ya terminaba y se iba para la casa. Desde ese día y hora no saben nada de él, comenzando la angustia y desespero para toda la familia y su señora madre quien a gritos pide: ¡Devuélvanme a mi hijo!

Nota Patrocinada por VALAGUELA.COM, es un medio de comunicación alternativo lider en generación de contenidos digitales, que emite sus contenidos de manera ininterrumpida y periodicidad diaria, miembros de la Asociación Comunitaria de Comunicación, con transmisión de audio y vídeo a través de las TIC´s Escribanos en medios.sipuedo@gmail.com y síguenos en nuestras redes sociales

WhatsApp chat