EL ENEMIGO NO ESTÁ AFUERA SINO ADENTRO

Spread the love

Por qué crees que puedes cambiar aquello que no te gusta a la fuerza? Acaso tu reacción hostil, violenta, agresiva, impulsiva, temeraria o vengadora te ha generado paz y tranquilidad? Si es así déjame decirte que el problema no lo tiene aquello que ves mal, defectuoso, erróneo o equivocado, el problema está en tu interior.

Si bien todos los días nos enfrentamos con situaciones complicadas de manejar, desde conductores imprudentes hasta gobiernos y políticas que nos afectan como pueblo, la guerra y la violencia no serán nunca herramientas de combate y cambio.

Me alegra que los seres humanos estén despertando del sometimiento y rechacen un sistema que pretende favorecer a unos pocos obligando al resto a conformarse  y sin posibilidades de defensa o descontento, pero eso no justifica actos que atenten contra el bienestar y la vida de otros, porque en últimas seguiría siendo la ignorancia la que prime entre aquellos que se sienten menos favorecidos o desprovistos de atención de alguna índole.

Los verdaderos cambios se logran a través de la fuerza pero no física sino del corazón y de una mente pacífica que pueda convencer a través de argumentos inteligentes y propósitos elevados que impliquen el bien común.

Si tu voz se alza desde el amor y no desde el ego será escuchada, por el contrario será combatida y sin duda generará más conflicto y nuevos problemas de los que ya existían. Una voz pacífica unida a miles más con la misma característica pueden hacer eco y lograr extraordinarias transformaciones, lo difícil es conseguir la experiencia interna de esa paz porque para muchos es más fácil reaccionar con fuerza que con calma.

El verdadero trabajo comienza primero en el interior de cada uno, recordando que somos seres que vinieron a compartir no a competir, que debemos procurar por la unidad no por la uniformidad aprendiendo a convivir pacíficamente con las diferencias, siendo compasivos pero también firmes y con convicción para  impedir la injusticia, así la lucha no seguiría dejando más dolor a su paso y podríamos abandonar la ignorancia por el conocimiento de la esencia de la vida.

Si comenzáramos por despertar en consciencia la violencia no sería una opción de protesta y de enfrentamiento, sería más bien el salto a un nivel más evolucionado que ya exige la humanidad y el planeta.

Cada vez que te observes fuera de control y utilizando la agresividad como sustento de poder, recapacita y repite “el enemigo no está fuera, está adentro”. Feliz Vida!!!

Espero tus comentarios y opiniones a mi correo felizcomobeatriz@gmail.com

Nota Patrocinada por

VALAGUELA.COM, es un medio de comunicación alternativo, que emite sus contenidos de manera ininterrumpida con periodicidad diaria, miembro de la Asociación Comunitaria de Comunicación, con transmisión de audio y vídeo a través de las TIC´s Suscribase a nuestro boletín de noticias.

WhatsApp chat