Lo que los niños deberían saber

Spread the love

Esta semana en la que celebramos la niñez es importante pensar qué es lo que realmente les estamos dejando como base para su desarrollo en la vida y por eso este blog lo quiero dedicar a esos conocimientos que me hubiera gustado tener desde pequeña, porque ahora que los recuerdo le han devuelto a mi ser su esencia y poder.

Y hablo del Ser porque a la mayoría nos educaron o entrenaron al revés, primero para hacer y tener, creyendo que después de un camino recorrido llegaríamos a “Ser”: felices, exitosos o amados y tal vez por eso es que de adultos vivimos en la ignorancia que se refleja en carencia, miedo y tristeza.

La mente de un pequeño es una esponja que recoge todo lo que acontece, es allí donde se implantan las semillas que luego germinarán tal vez en bellos jardines o por el contrario en desérticas tierras infértiles y hostiles. Por ello los adultos, los padres o primeros cuidadores, somos los responsables de darles la información correcta, solo si estamos conscientes y despiertos sobre la verdad de nuestra naturaleza.

Es una tarea que no podemos delegar a la televisión, la cultura, la religión o las redes sociales porque básicamente de esta forma seguiremos creando una sociedad sumida en la ignorancia, desconectada de su poder y de su real esencia. Lo primero que debemos enseñar a nuestros niños es que solo hay dos formas de experimentarse en la vida, desde el Amor o desde el miedo, ambas existen como la luz y la sombra pero es nuestra consciencia la que siempre nos hará volver a la fuente. El mayor mensaje que podemos regalarle es que somos Amor y nuestro único trabajo es aceptarlo y manifestarlo con todo y todos a nuestro alrededor.

A veces lo que hacemos como adultos es llenarlos de creencias heredadas que no nos han funcionada pero que nos ilusiona que en ellos sí, y pecamos perpetuando ideas distorsionadas de lo que somos. Qué tal si les dejamos claro que eso que son ahora: inocentes, alegres, libres, amorosos, desprendidos de miedos, felices, abundantes y abiertos a recibir todo cuanto llega, son las cualidades genuinas de nuestra Alma, que deberíamos mantener por el resto de la vida, solo que a medida que crecemos nos alejamos de esa verdad por los límites que nos imponen otros.

Los maestros que han tenido claro ese mensaje a lo largo de los siglos nos han dicho que No somos el cuerpo ni la mente y que identificarnos con ellos es vivir en una ilusión permanente que crea sufrimiento. Somos Unidad, somos el Todo, somos el océano y no solo gotas que lo componen. Esa magnificencia es con la que está dotada nuestro Ser y que manifestamos a través de esta experiencia humana. Si creemos que somos menos que esa eternidad y totalidad, estaremos dejando un legado equivocado y falso a nuestros pequeños… es momento de despertar para mantenerlos a ellos despiertos. Feliz Vida!!!

Espero tus comentarios y opiniones a mi correo felizcomobeatriz@gmail.com

Nota Patrocinada por VALAGUELA.COM, es un medio de comunicación alternativo lider en generación de contenidos digitales, que emite sus contenidos de manera ininterrumpida y periodicidad diaria, miembros de la Asociación Comunitaria de Comunicación, con transmisión de audio y vídeo a través de las TIC´s Escribanos en medios.sipuedo@gmail.com y síguenos en nuestras redes sociales

WhatsApp chat