Cómo hacer tus peticiones para el 2018

Estamos terminando un año que para muchos significó grandes aprendizajes por lo difícil que se vivió en muchos aspectos, y es que siempre las buenas lecciones de la vida vienen de la mano de la adversidad o las tormentas… la buena noticia es que según dicen los expertos en astrología (en lo que me baso mucho para tomar decisiones) se viene un 2018 con buenas perspectivas y oportunidades de crear y crecer, porque ya tenemos las herramientas suficientes para construir.

Dijo el señor Colin Powell: “Un sueño se hace realidad mágicamente: se necesita sudar, determinación y trabajo duro” así que desde ahora les anuncio que si quieren ver materializados sus sueños el próximo año deberán echarle ganas y acción, pero antes de empezar a construir se debe tener el plano o la maqueta de lo que se desea, y vamos a comenzar por ahí…

Piensa claramente los aspectos de tu vida que te han causado más “resistencia” en el 2017 o desde antes, y sobre eso tendrás las primeras intenciones del 2018. Define específicamente en un listado esos asuntos pendientes que no se han alcanzado, ésta vez ponlos de otra forma así se trate de lo mismo que habías pedido en el pasado, no lo mires con frustración ni desesperanza porque ésta vez comenzarás con lecciones que no tenías, así que aprovecharás ese bagaje para operar desde otras formas de ser y con nuevas acciones más certeras y concretas.

A veces no es tan fácil pedir y tiene que ver con temas de merecimiento, no pensamos que podemos tener grandes cosas y ese chip necesariamente debemos cambiarlo porque te estás poniendo límites de entrada, sé expansivo pero no idealista, ambicioso pero no insaciable y lo más importante: Cree que puedes alcanzarlo y visualízate cumpliéndolos!!!

Los propósitos deben tener otra característica que para mí es determinante para que puedan cumplirse exitosamente y con ayuda “divina”: Deben tener un bien común, es decir no pensarlos en singular sino en plural, de esa forma nos desprendemos del interés particular para poner nuestro deseo al servicio de otros, de esta forma cada vez que alcancemos un sueño estaremos a la vez construyendo un legado, nuestra estela altruista en este mundo.

Recuerda que la visión es poder ver el final desde el principio, tenla clara desde ahora y recuerda que la vida hay que vivirla por diseño y no por accidente. Feliz Vida!!!!

Espero sus comentarios y opiniones a mi correo felizcomobeatriz@gmail.com

 

WhatsApp chat