LO QUE ESCONDE TU DISFRAZ

Hoy es Halloween o en colombiano día de los brujitos, época en la que tradicionalmente los niños se disfrazan y salen a pedir dulces, pero también muchos adultos se han sumado al festejo para aprovechar y lucir sus mejores atuendos en los que por un día se permiten cambiar de personalidad, esconderse tras un vestido y convertir sus mejores sueños en realidad o evadir su rutina para sentirse realmente poderosos… Yo pienso que el disfraz no sólo lo usamos en una sola época del año, más de uno se lo lleva al trabajo, lo usa en la casa y hasta duerme con él.

Desde pequeños estamos jugando diferentes papeles preestablecidos por otros, determinados por algunas circunstancias y creencias. El lugar en el que nacemos, la familia y la sociedad de hecho limitan nuestro comportamiento y hace que tengamos que “actuar” de una u otra forma.

El disfraz comienza a ser parte de nuestro guarda ropa, pues permite en muchos casos que encajemos en determinados espacios en los que siendo como realmente somos nunca seríamos aceptados… y así nos acostumbramos a ponernos uno y otro, dependiendo de la ocasión.

Suele ser un acto normal en medio de sociedades estrictas y excluyentes, que enjuician y desprecian la diferencia, que etiquetan a Raimundo y todo el mundo y nos imponen roles para jugar de forma permanente, entonces qué hay de aquellos a los que su Halloween les dura todo el año?

Debemos revisar qué máscaras estamos llevando y a cuáles nos acostumbramos, porque está bien en términos de modales y posturas que a veces debemos tomar en algunas situaciones, pero cuando dejamos de Ser para asumir otro papel de forma permanente nos anulamos y sin duda desaparecemos entre las expectativas ajenas.

Gózate esta fecha con tu disfraz favorito, pero el resto del tiempo intenta ser tú mismo lo más que puedas, genuino, sincero, transparente, o ten la consciencia para ir quitándote por partes hasta que pierdas el miedo a mirarte tal y como eres, verás que lo que esconde tu disfraz es más poderoso, Feliz Vida!!!

Espero tus comentarios y opiniones a mi correo felizcomobeatriz@gmail.com