Lotero ladrón ronda cerca al Centro Comercial Andino

La acción delictiva se registro este sábado 17 de marzo en la zona norte de Bogotá. Las tres victimas fueron abordadas  sobre las 5 de la tarde por quien al parecer era un vendedor de lotería . En esta historia los incautos compradores de chance sólo contaron con la mala suerte. 

Valaguela.com conoció de primera mano el testimonio de una de las victimas del robo y que por petición de la misma reservamos su identidad. La mujer quien asegura lo único que quiere al contar su experiencia es evitar que otros sean presas de este ladrón. 

Luego de una jornada laboral y con la única intención de buscar comida rápida, los tres compañeros, un hombre y dos mujeres caminaban por el costado de la calle 82, cuando de repente vieron caer un paquete con varios boletos de lotería. Sin sospechar que esa era la trampa con la que el embaucador lograría sacarles el único billete de 20 mil con el que contaban.

La trampa

El lotero quien al perecer en medio de su afán no vio que había botado su paquete de boletas fue alertado por los tres jóvenes honestos quienes le entregaron el paquete caído y siguieron su caminar por la calle 82, donde dos minutos después regreso el lotero estafador.  Fue allí donde el estafador comenzó a trabajarlos mentalmente para agradecerles su honestidad, pues les dijo que eso era una señal de buena suerte y fijo dentro de ese paquete estaría el número ganador. 

Fueron alrededor de cinco minutos donde el ladrón, un hombre de aproximadamente 60 años, contextura delgada y de 1.55 metros de estatura los convenció de arriesgarse a comprar el cartón que supuestamente jugaría esa noche del sábado. Fue tanta la persuasión del charlatán que hasta les dio su número celular como garantía que cuando ellos ganaran  el Premio Mayor pudiera ser retribuido de alguna manera.

El momento de la verdad

Ingenuos y aún sin la más mínima sospecha que estaban siendo victimas de robo, sacaron los únicos 20 mil pesos con los que contaban con la ilusión de ser los afortunados ganadores pues todo indicaba que la suerte había caído a sus pies y por eso no la podían dejar escapar.

Tras ganarse la confianza el falso lotero recibió el billete con la cara de Alfonso López Michelsen, sin titubear les afirmó que no tenia cambio pero que pronto lo solucionaba, entonces se fue al almacén del frente sin conseguir resultado y así fue pasando de local en local hasta desaparecer. 

Los jóvenes con la única garantía en sus manos y ya con la incertidumbre de que no llegaba el hombre se percataron de leer con atención el cartón y se dieron cuenta que el sorteo se había realizado el jueves 15 de marzo. Alí fue donde comprendieron que no sólo habían perdido por confiados su dinero si las ilusiones de poder obtener el tan anhelado abrazo de la fortuna. 

WhatsApp chat