Adaptarse al cambio: una necesidad actual para las organizaciones

Puedes compartir

Los acontecimientos mundiales más recientes han afectado en general el entorno político, económico y social, desencadenado una reducción de la oferta de empleo, una disminución del gasto, un cambio en las prioridades de consumo y a su vez, transformando el esquema de hábitos de la mayoría de los miembros de la sociedad.

Para Leyder Espinosa Vargas, docente del programa de Ingeniería Industrial de Areandina, “la industria debe reinventarse no solo en sus métodos de trabajo, sino en la articulación de los miembros de sus equipos de colaboradores para hacer frente a la gestión de los negocios y todas las diferentes situaciones que surjan de esta nueva realidad”.

De acuerdo con la docente Espinosa Vargas, uno de los grandes retos para los líderes de las compañías es enfrentarse a un escenario incierto. No obstante, tener un amplio conocimiento en las herramientas de gestión que les permitirá ser más estratégicos y asertivos en la toma de decisiones, por lo que la experta considera:

1. Identificar las habilidades del equipo de trabajo: una buena capacidad de observación del líder permitirá identificar el potencial en cada uno de sus colaboradores y le ayudará a fortalecerlo. Aprovechar la creatividad y recursividad hará la diferencia en la productividad de las empresas.

2. Liderar más que ordenar: el líder debe entrenar y guiar para alcanzar el desempeño y comportamiento esperado, por ello, la importancia del seguimiento y evaluación continua del trabajo de su equipo.

3. Delegar actividades y confiar: el líder debe confiar en el desempeño y puesta en marcha de las competencias de cada uno de los miembros. Su propósito debe ser inspirador y retador para motivar el desempeño de las personas, así como dar reconocimiento y valor a cada una de las actividades de su equipo.

4. Seleccionar buenos coequiperos: para lograr un mejor desempeño el líder debe rodearse de buenos coequiperos, quienes le brindan un constante apoyo en la puesta en marcha de los proyectos, personas que al igual que él, están comprometidas con las reglas y acuerdos pactados.

El trabajo remoto se ha impuesto como una alternativa viable para el manejo seguro de la pandemia sin perder la productividad laboral. Para la académica Espinosa Vargas, “desde la academia, los profesores y las instituciones educativas, podemos contribuir a través de investigaciones y análisis del entorno actual, para ofrecer a los líderes, información clave y argumentada acerca de las implicaciones del contexto que estamos viviendo”. Sin embargo, la docente recuerda algunos factores claves para brindar a los colaboradores las herramientas y soporte técnico necesario para realizar su trabajo de forma productiva y les permita tener un buen desempeño al trabajar de manera remota:

1. La salud y el bienestar deben prevalecer: numerosas organizaciones han demostrado su compromiso para contribuir en detener la propagación del virus, interrumpiendo sus operaciones, haciendo cierres parciales y generando procesos de trabajo con conexión remota. Sin embargo, hay operaciones que no se pueden realizar de manera remota, entonces se han acondicionado espacios físicos evitando el contacto, con mejoras en ventilación, filtración del aire, limpieza y mayor preparación en la administración de las instalaciones. Este concepto se llama “salud del edificio”.

2. Construir infraestructura para el trabajo remoto: las organizaciones deben proporcionar acceso a las herramientas adecuadas de colaboración y comunicación para trabajar vía remota. Se debe recrear y diseñar lugares de trabajo para conexión remota, no solo con estaciones de trabajo ergonómicamente diseñadas, sino con las respectivas herramientas de comunicación que permita tener una organización conectada y no personas trabajando en aislamiento. 

3. Combatir la carencia de productividad/compromiso: las empresas deben ser proactivas para garantizar que los colaboradores se sientan conectados a pesar de la distancia física. Las charlas virtuales, clubes de diferentes actividades (lectura, música, entre otros), juegos de roles pueden contribuir a lograr este objetivo.

4.  Explorar otros sitios de trabajo alternativo: las Organizaciones también pueden evaluar espacios de trabajo diferentes a la casa u oficina, tales como lo son los centros de coworking sanitizados y ventilados, donde los colaboradores pueden realizar sus funciones en situaciones de emergencia.

5. Mantener la comunicación: Establecer pautas y protocolos de comunicación para brindar a los empleados y socios que permitan difundir los planes de acción frente a brotes.

Predecir las implicaciones que tiene este repentino cambio en el modelo de trabajo actual permite que las empresas como sus colaboradores pueden ver con otra óptica la perspectiva de la libertad de trabajar en cualquier lugar, así como visualizar la forma en que toma fuerza el trabajo de los diseñadores especializados en la creación de espacios laborales donde las personas puedan reunirse, trabajar productivamente con inspiración y de forma segura.

Nota Patrocinada por VALAGUELA.COM, es un medio de comunicación alternativo líder en generación de contenidos digitales, que emite sus contenidos de manera ininterrumpida y periodicidad diaria, miembros de la Asociación Comunitaria de Comunicación, con transmisión de audio y vídeo a través de las TIC´s Escribanos en medios.sipuedo@gmail.com y síguenos en nuestras redes sociales

WhatsApp chat