BIENVENIDA LA TRISTEZA

Es una de las seis emociones básicas del ser humano según Paul Ekman. La tristeza es una clase de dolor emocional o estado afectivo provocado por un decaimiento espiritual y expresado a menudo mediante el llanto, el rostro abatido, la falta de apetito, etc. A menudo nos sentimos tristes cuando nuestras expectativas no se ven cumplidas o cuando las circunstancias de la vida son más dolorosas que alegres.

Muchos sin duda hemos vivido en algún momento esa sensación de la que huimos, que evitamos al máximo como un instinto de protección ante el malestar que genera, sin embargo la tristeza trae consigo un mensaje útil para nuestro equilibrio psíquico, por ello hay que saberla integrar como parte natural de nuestra condición humana, ojo teniendo clara la diferencia con la depresión.

No es posible permanecer en un estado de euforia constante, a pesar de sentirte positivo y alegre, la tristeza representa una alteración emocional que nos alerta, que nos brinda un espacio de introspección para ir más lento, para permitirnos vulnerables.

En realidad es necesario quitarle ese halo de fobia a esta emoción que nos permite reorganizar nuestras conductas para adaptarnos a nuevas realidades luego de pasar por pérdidas, desilusiones o fracasos, es como la luz roja del semáforo que nos detiene para echarle una revisada al camino y direccionar.

Aceptar la tristeza no es signo de debilidad como nos ha enseñado la sociedad, ni tampoco falta de control o equilibrio emocional, es un componente de la vida que nos enseña a adaptarnos a situaciones complicadas y dolorosas, que nos hace más comprensivos con el dolor propio y ajeno, que nos obliga a generar mecanismos para contrarrestarla, porque una cosa es vivir la tristeza y otra encariñarse con ella, permanecer por un tiempo ilimitado sumido en la melancolía es para muchos el camino hacia la depresión que puede desencadenar una serie de patologías psicológicas dañinas que en muchas ocasiones terminan en suicidio.

Siente la tristeza, exprésala, llora libremente, pero también entiende qué está pasando contigo y busca la forma de superarla, abrázate con compasión y dale la bienvenida a esta emoción que siempre tiene mensajes para que te re inventes y te renueves. Feliz Vida!!!

Espero tus comentarios y opiniones a mi correo felizcomobeatriz@gmail.com