Cerrar Capítulos

Sucede como cuando se escriben libros, novelas o ensayos… el final es lo más difícil!!!

 

Nos la pasamos escribiendo historias de vida, abriendo nuevos capítulos que no sabemos cómo terminarán, pero igual disfrutamos ir contando escena tras escena, porque ahí están narradas nuestras vivencias, experiencias llenas de amor, drama, dolor, picante, terror, todos los componentes de los grandes relatos.

En vísperas del Año Nuevo es inevitable cerrar capítulos, porque uno de los objetivos del calendario es permitir que a través de las fechas nos organicemos, tomemos decisiones y hagamos finales para darle paso a lo nuevo. Caminos que abrimos en áreas de la vida que cumplen sus ciclos y que requieren de entendimiento, coherencia y sobre todo empoderamiento para evitar seguir dando vueltas en las mismas dinámicas que desgastan y no llevan a ningún lugar.

Para seguir en la tónica de escritores de novelas, sabemos que este tipo de relatos tienen un inicio, un nudo y un desenlace, así mismo es la vida, muchas historias se quedan en el nudo y se vuelven aburridas porque esperamos que tengan un final feliz o no tanto, pero al fin y al cabo un final. Para tomar decisiones asertivas es necesario pensar en esas 3 etapas: cómo inició la historia, cómo se fue desarrollando y si nos quedamos en el giro dramático durante más del tiempo pertinente.

Estos balances con cabeza fría nos dejan ver la historia desde arriba sin la emoción de la que ya se ha cargado suficiente, si te has permitido entregar demasiado, sacrificar tus valores o sentirte infeliz por más tiempo del que estás alegre, es momento de cerrar y ponerle un final.

Llámalo relaciones personales, sentimentales, trabajo, profesión, ciudad o sitio de residencia, etc, ese capítulo que se niega a cambiar de estado requiere de tu acción para ser resuelto. Empoderarse significa creer ante todo que vas a estar bien pase lo que pase, confiar en que tienes lo suficiente para crear la realidad que quieres sin necesidad de resignarte con lo que te toca, empoderarse significa alejarse de apegos y responsabilidades ajenas porque sabes que el principal protagonista eres tú, empoderarse requiere tener amor propio para salvarse siempre de personas tóxicas que roban tu energía y luz, pero sobre todo empoderarse requiere de recibir la fuerza suprema en el corazón para resolver desde el Amor aquello que se va tornando doloroso, que motiva ira y rencor y otras emociones dañinas.

Te animo para que hoy te empoderes y cierres capítulos, desde ahora te anuncio que el 2019 será un año mágico para crecer y crear, así que lo que declares hoy será justamente una orden inequívoca para el universo. Ponle fin a formas de ser, apegos, relaciones dañinas, situaciones que te desmejoran; tómate el tiempo para escribir ese final de historia que no va más en el 2019, tú y tu vida te lo agradecerán. Feliz Vida!!!

Espero tus comentarios y opiniones en mi correo felizcomobeatriz@gmail.com