Dos niños muertos en Suba por tomar medicamento equivocado

Los habitantes de un barrio en Suba vivieron una verdadera tragedia esta semana, luego de conocerse la muerte de dos niños en una residencia de la localidad, luego de consumir un medicamento que acabó con sus vidas.

Según la versión que estarían manejando las autoridades, ambos menores de edad se sentían enfermos y su madre fue a una farmacia, que sería de la EPS Cruz Verde, como señaló la emisora La FM, allí compraría un purgante llamado Albendazol, como le había formulado su pediatra.

Sin embargo, al parecer la trabajadora de ese lugar tuvo un momento de confusión con los medicamentos y le entregó a la mujer Tramadol, un fármaco usado para el dolor severo y que no debía ser tomado por niños.

La madre de los pequeños le habría dicho a los vecinos que al momento que ella le dio el fuerte fármaco a los niños, ellos se fueron a dormir, confiando en que podría ser algo normal de sus efectos, hasta que empezaron a empeorar.

Los vecinos auxiliaron a los menores de edad en su casa, pero no lograron salvarlos y su madre no podía creer lo que había sucedido, al haber perdido a sus dos hijos.

La farmacia de Cruz Verde, donde se vendió el medicamento, se pronunció a través de un comunicado: “Las investigaciones adelantadas con máxima celeridad han permitido concluir que se trató de un error personal en la dispensación  de un medicamento equivocado por parte de una auxiliar farmaceuta de la farmacia Cruz Verde en Santa Bárbara, quien desconoció de manera grave los estrictos protocolos para dispensación de medicamentos establecidos por la organización, así como la capacitación recibida”.

También informó la EPS que la trabajadora de dicha droguería fue despedida con justa causa, además que estaría vinculada a la investigación judicial, en el que sería culpada por homicidio doloso, si así lo demuestran las evidencias.

WhatsApp chat