El costurero de la memoria una terapia sanadora que se teje desde Suba

Puedes compartir

Un proceso pedagógico donde con telas e hilos las víctimas del conflicto armado logran canalizar y liberarse de sus tensiones emocionales.

La Casa de la Memoria de Suba, que funciona en el antiguo Sena de La Gaitana, es el escenario propicio para promover la paz, la reconciliación y el perdón, pues allí confluyen los testimonios, los tejidos y los saberes de las mujeres que han sido víctimas de la violencia en Colombia.

Ellas encontraron en el Costurero de la Memoria, un colectivo de historias y de recuerdos, un espacio lleno de oportunidades donde también convergen los recuerdos, los aprendizajes, las tristeza y alegrías de víctimas de diferentes partes del país que han encontrado en la localidad de Suba su espacio.

Lo que nosotros hacemos es como una terapia sanadora para las personas víctimas y no víctimas, para que la gente reflexione con el ejercicio y con la pedagogía que brinda la tela. Este es un proceso muy bonito en el que puedo denunciar la injusticia junto a otras personas”.

Eso afirmó Marina Salazar, una mujer que fue víctima de violencia sexual en su natal Tumaco, desplazada posteriormente por el conflicto armado y al final, una mujer que quiere seguir tejiendo memoria, dejando en la tela su historia y la de su comunidad.

El Costurero de la Memoria es uno de los ejes de la Casa de la Memoria en La Gaitana, un refugio de miles de víctimas que buscan reivindicar la vida, la esperanza, pero sobre todo que se garantice la no repetición.

Nota Patrocinada por VALAGUELA.COM, es un medio de comunicación alternativo líder en generación de contenidos y audiencia según el más reciente estudio de monitoreo de medios alternativos y comunitarios EMAC. Ganadores del Premio Distrital de Comunicación Comunitaria 2021. Escribanos en medios.sipuedo@gmail.com y síguenos en nuestras redes sociales

WhatsApp chat