Escribir las metas incrementa en un 1000% la posibilidad de alcanzarlas.

Una meta es un objetivo con fecha. Una fecha es un día, un mes, un año. La mayoría de personas solamente tiene deseos y sueños generales. Pero no son capaces de convertir eso, en metas. Las metas son esos pasos que debemos dar para lograr esos sueños.

Imagine vivir sin metas. Imagine jugar un partido de fútbol sin arcos. Usted corre, hace jugadas, se lleva a varios jugadores del equipo contrario u hace unos amagues espectaculares, pero ¿dónde mete gol si no hay arcos? Eso es exactamente lo que pasa en nuestra vida cuando no hay metas. Un gran autor decía lo siguiente: Cuando usted no tiene metas es como un gran barco que sale del puerto sin rumbo. Ese barco pronto terminará varado en algún lugar, porque cuando no hay un destino, el viento te lleva para cualquier lado. Eso es la vida: cuando una persona vive como un animalito, sin metas, vive sin norte, y va a donde lo vida lo lleve. Algunos autores han escrito con absoluta contundencia: “si no tienes metas, mejor no te metas.”

Defina lo que quiere: mientras más exacto sea, mejor le irá. No vale decir quiero un carro. Debe decir: quiero un auto color rojo, del año tal, modelo tal, de la marca tal. Recuerde: mientras más exacta sea la meta, mejor le irá.

Considera los motivos: Las motivaciones por las cuales quieres tal o cual cosa deben ser nobles. Esto es fundamental: las motivaciones deben ser nobles, no deben ser egoístas ni provenir de revanchas, oídos, rencores. Es decir, si vas a tener éxito lo vas a tener no porque tienes bocas que callar, lo vas a tener porque lo mereces. Punto, no hay más. No te enfoques en estar demostrando nada, ni en ganarle a alguien. Sencillamente, hazlo por ti. Porque te lo mereces. Recuerde: fines nobles.

Las metas deben ser convertidas en pasos, de forma tal que sean planteamientos honestos. Es decir, no puedes comerte el pastel de golpe, pero si divides el pastel en pequeños trozos, es seguro que te lo acabarás. Pasa lo mismo con las metas: Quieres una casa, divide esa gran meta en pasos. Quieres ir de viaje, divide ese logro en pasos. Dar pasos en dirección al objetivo, esa es la clave. Por eso las metas son como mapas que nos permiten saber hacia dónde estamos yendo. Con metas claras, el camino es claro.

WhatsApp chat