Las Letras de MiguelOpinion

La Cotidianidad del Ordinario

Puedes compartir

Un camino, dos caminos, tres caminos, era un día sin sol ardiente, sin ser visto por el catire de su gentilicio, era un yugo impredecible en Bruyera, bajo la estigma de Betardo, que ironía es la tierra enardecida, en una especie de costumbres que no conlleva a nada, el escalofrió del sol era ardor en cada uno de tu cuerpo en sus asemejas, raíces como el rónchelo, que su sabor era amargo y pegajoso, un rio de sabores de frutas inorgánicas, solo eso podía comer Betardo, cansado de la clemencia de las filas de Rinocotas, que no contemplada la anticrisis que se vivía, en Buzuela, las letras se llenaban de tristeza a no ver quién podía ayudarlo, el trabajo forzado no la rehusaba para rebuscarla, Betardo llama a su hija Bitania, una hombría llena de sepulturas latifundios como acuarelas de mar, era una belleza de mujer que todos profenian.
—Acude a comprar algo, el trabajo no me alcanza, la idiosincrasia de ha perforado. Ingirió Betardo
–¿Sabes que me tardare para traerte tus enseres, esta anticrisis no da tregua?, cierto padre.

—Vivimos en un mundo acoplado por los latifundios delirantes, crees que ellos tienen intención de sucumbir el poder, pues no, es doloroso, llenar ese énfasis, debemos pensar en cómo sobrevivir o sobrellevar esta pobre Buzuela-
–Padre, es enigmático, es brillante, pero creo que debo irme al terminar mis estudios en el Recinto Universitario, esta anticrisis no veo, nada.
—Se, que se, tienes razón querida, ¿Cómo hacemos para tumbar esas ratas de su enfermedad?-
Bitania arrojo un anzuelo a la puerta, camina hacia atrás y salió a Riconotas, hacer filas para conseguir algo de comer, el dinero no alcanzaba para nada y su padre estaba obstinado de esa cotidianidad, estaba frustrado de ese ideología nefasta que fracaso en el continente ejemplar, se erigía como una doble matanza, su padre era oriundo de Sisca, una tierra andina de complejos montañas llenas de verdes azucareras, vivía en Bruyera, por el mineral llamado oro negro que le brindo muchas oportunidades, las administraciones que se frecuentaron en Bizuela desde 1958 fue emblemático para la economía, creció tanto que poseía un superávit, que no tenía envidia de otra nación de este continente viejo, Betardo, se quejaba porque tenía que brindar tributos a seres intocables en la hegemonía politiquera, Bizuela tenía contracciones consigo misma que no encontraba un abismo donde lanzarse.
—Mejor termina tus estudios y te vas del país, por el Puente Maldito, total las riberas son inocuas con sus corrientes enfatizo Betardo a su hija
En Riconotas, que era un supermercado caminado por diversos sectores de la sociedad de Bruyera, se observaba la gente como disponía de pocos en los ahorros, los trabajos eran forzados y mal pagado, no alcanzaba, la escasez se agudizaba sin importarle la membresía que se sostenía las personas, ya algunos habían emigrado a otros horizontes, a esa tempestades sin un futuro incierto, su tierra natal ya no se podía vivir, Betardo anhelaba los precursores de la independencia que respetaba la diversidad de todos los ámbitos, una buena administración y el país crecía en una herejía sin Brizuela, o cajuelas….. Bizuela se convirtió en un espejo para el mundo.

Valaguela.com Galardonado como Mejor Medio de Comunicación Comunitario del Distrito en la Gala de reconocimiento a la Participación por el IDPAC noviembre 2023, Premio Distrital de Comunicación Comunitaria 2021, líderes en generación de contenidos y audiencia certificada por el EMAC OLA 1 2023. Escríbenos en medios.sipuedo@gmail.com y síguenos en todas nuestras redes sociales

WhatsApp chat