Trump durante su visita sorpresa a las tropas en Irak: “EEUU no puede seguir siendo el policía del mundo”

Tras anunciar la semana pasada el repliegue de sus tropas de Siria y Afganistán, Trump asegura que no tiene intención de retirarse de Irak

El presidente Donald Trump dijo que Estados Unidos no puede ser el “policía” del mundo tras llegar a Irak este miércoles en una visita sorpresa a las tropas estadounidenses.

Trump aterrizó a las 19H16 locales en la Base Aérea Al-Asad en Irak, junto con su esposa Melania, indicó un corresponsal de la AFP.

El mandatario, cuya visita estuvo rodeada de un gran secretismo, habló con los uniformados así como reunió con líderes militares, y defendió su decisión de retirar las tropas estadounidenses de Siria y reducir su número en Afganistán.

Las fuerzas estadounidenses “no pueden estar más tiempo. Ya han estado suficiente”, indicó a sus generales.

“Estados Unidos no puede seguir siendo el policía del mundo”, dijo. “Es injusto cuando solo nosotros asumimos la carga” y “no queremos que otros países se aprovechen de nosotros, de nuestros increíbles militares, para protegerlos. No pagan por ello y tendrán que hacerlo“, aseveró en su primera que realiza a tropas desplegadas en una zona de guerra desde que llegó al gobierno hace dos aáos.

“Estamos esparcidos por todo el mundo. Estamos en países de los que la mayoría de la gente ni siquiera ha escuchado hablar. Francamente, es ridículo”, agregó.

La portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, dijo en Twitter que el mandatario y la primera dama viajaron a Irak en la noche de Navidad “para visitar a nuestras tropas y al comando militar superior para agradecerles por su servicio, su éxito y su sacrificio y para desearles una feliz Navidad”.

Se trata de “una visita sorpresa a nuestros valientes miembros del servicio de Estados Unidos actualmente desplegados en Irak”, señaló a su vez la portavoz de Melania Trump.

Los viajes presidenciales para aumentar la moral de las tropas son una tradición en Estados Unidos desde los años posteriores a los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001, y Trump ha recibido críticas considerables por su negativa hasta ahora a visitar una zona de guerra.