Decide Decidir

¿Qué es una decisión? Es una determinación adoptada en un asunto, se trata de la firmeza y seguridad con la que se enfrenta cualquier situación en la vida, por lo general supone un comienzo o poner fin a algo, es decir, impone un cambio de estado y todo cambio tiene sus consecuencias y se paga un precio por ello, pero qué sería de nosotros si no tomáramos decisiones… el tema es que hay que ser consciente de ellas.

Desde que abrimos los ojos cada mañana tenemos la oportunidad de tomar decisiones, desde elegir qué desayunar, las actitudes y reacciones emocionales hasta otras decisiones trascendentales como cambiar de trabajo, pareja o ciudad, cada una de ellas repercute notablemente en la dirección de la vida, por eso es tan importante que el resultado de ese proceso mental-cognitivo se haga de la mejor manera a fin de que cada elección nos permita cometer el mínimo de errores en el camino.

Muchas personas le temen a las decisiones y dejan que los demás lo hagan, que otros piensen en qué es lo más conveniente, permiten que las circunstancias determinen su camino sin correr riesgos, sin apostar y así no hay manera de responsabilizarse de sus propios resultados, de consecuencias, éxitos o fracasos, así que la primera reflexión es “DECIDIRSE A DECIDIR”,  es la única forma de Empoderarse.

Y no tiene que ver con que algunas decisiones sean desacertadas, esas son indispensables para encausar y enseñar lo que no se debe repetir, así que ninguna decisión en realidad es equivocada, todas tienen su propósito, pero señores, hay que tomarlas con actitud.

Analiza todas las posibles combinaciones que incluyen tanto las acciones a llevar a cabo como las situaciones, también las hipotéticas consecuencias si se toma una u otra opción de las decisiones pensadas, recuerda que cada decisión tiene un precio a pagar.

Otra cosa a tener en cuenta es que la incertidumbre juega un papel fundamental, tanto la probabilidad  como la confianza frente a lo desconocido, yo lo llamo Fe en términos espirituales, que se refiere a la certeza de que todo está y estará bien, así que la toma de decisiones es una cuestión más mental, una experiencia que nos mueve de forma más asertiva en este mundo, sin embargo la tranquilidad consciente sobre lo perfecto de la vida nos quita esa carga de la terriblitis aguda ante los retos y dificultades diarios.

Dale sin miedo, Decide!!! No hay nada mejor que sentirse autónomo e independiente del rumbo de su propia vida, sea cual sea las consecuencias, con madurez y entendimiento verás que las decisiones se tomarán cada vez más fácil. Feliz Vida!!!

Espero tus comentarios y opiniones a mi correo felizcomobeatriz@gmail.com

WhatsApp chat