Detectados los errores que ocasionaron las explosiones del Samsung Galaxy

Puedes compartir

El grupo empresarial surcoreano determino las fallas en su malogrado Galaxy Note 7. El teléfono que por decisión de la compañía fue retirado en octubre pasado tras pocas semanas de comercialización.

La investigación adelantada por Samsung tras registrarse varios casos de explosiones durante el proceso de carga reveló dos errores diferentes presentes en las baterías.

En rueda de prensa DJ Koh, presidente de Samsung Mobile expresó: “Estos fallos se produjeron en parte por las especificaciones y demandas que nosotros exigimos a los proveedores. El Note 7 equipaba una batería del mismo tamaño que anteriores modelos pero con más capacidad de carga y necesitaba de nuevos procesos de fabricación y ensamblaje. Por ello, nos consideramos responsables del fallo producido”.

Tras detectar los problemas en las primeras baterías, Samsung inició un programa de recogida y cambio de los terminales afectados, y pidió un aumento en la producción de su segundo proveedor para poder hacer frente a la demanda. La necesidad de fabricar más baterías en poco tiempo habría afectado a la calidad de las mismas o los procesos de inspección en las fábricas del proveedor.

Resultados de la investigación

La explosiones se registraron por dos errores diferentes presentes en las baterías procedentes de los dos proveedores escogidos, uno de ellos la propia división de semiconductores de la compañía. Los resultados obtenidos fueron revelados tras una extensa investigación en la que participaron 700 ingenieros y en la que se han usado más de 200.000 dispositivos y 30.000 baterías adicionales.

En el primer caso un fallo en el cálculo de las dimensiones de la batería habría contribuido a deformar una de las esquinas superiores. Esta deformación producía en ocasiones una ruptura de la lámina encargada de separar los electrodos negativos y positivos de la batería, creando un cortocircuito en algunas de las celdas. El aumento de la temperatura resultante propiciaba un efecto en cascada cuyo resultado era la deflagración de la batería.

En el segundo caso, el responsable ha sido un defecto en el sistema de soldadura ultrasónica de los componentes, un error de fabricación que se podría haber producido como consecuencia del primero.

Avances en el proceso

La estadística de la multinacional indica que el 96% de los Galaxy Note 7 vendidos ya han sido recuperados. Por otro lado, las operadoras de todo el mundo han deshabitado los restantes de forma remota, introduciendo parches que limitan de forma agresiva el proceso de carga de la batería o que inhabilitan el servicio por completo. Varios reguladores aéreos han acordado recientemente también poner fin a los avisos sobre el dispositivo al comienzo de los vuelos. Se espera Samsung presente en las próximas semanas el Galaxy S8, uno de sus móviles estrella de este 2017, y el lanzamiento corría el riesgo de quedar empañado por los problemas del modelo Note 7.

Nota Patrocinada por VALAGUELA.COM, es un medio de comunicación alternativo líder en generación de contenidos y audiencia según el más reciente estudio de monitoreo de medios alternativos y comunitarios EMAC. Ganadores del Premio Distrital de Comunicación Comunitaria 2021. Escribanos en medios.sipuedo@gmail.com y síguenos en nuestras redes sociales

WhatsApp chat