El experimento que demostró cómo tomar fotos afecta nuestra memoria

Puedes compartir

La serie de pruebas involucro a ciento de visitantes de una iglesia ubicada en un campus universitario en California, Estados Unidos.  Los investigadores establecieron que el recorrido se dividiría en dos grupos, uno de ellos usaría sus cámaras para registrar la experiencia. Las conclusiones indican el impacto que se genera a nivel mental cuando dejamos de utilizar nuestro cerebro. 

En una serie de experimentos, cientos de participantes realizaron un recorrido por la iglesia Memorial de Stanford durante el cual debían tomar nota mental de los detalles más relevantes. A algunos se les pidió que entraran con las manos vacías, a otros les pidieron que tomaran fotos con sus smartphones.

Al cabo de una semana, los investigadores pusieron a prueba la memoria de los participantes preguntándoles detalles sobre la iglesia. Quienes recorrieron el edificio sin cámara, respondieron correctamente 7 de 10 preguntas. Quienes tomaron foto, al contrario de todas las expectativas, no solo no recordaban mejor los detalles sino que cometían más errores, respondían bien una media de 5 o 6 respuestas.

Estos psicólogos explican que “mientras usamos estos dispositivos, nos distraemos de la experiencia. Esa distracción hace que no recordemos los detalles a los que deberíamos prestarles atención”.

Dado que los smartphones son omnipresentes en nuestras vidas, a estos psicólogos les preocupa que esa fuente gigante de distracción termine afectando nuestra capacidad para formar recuerdos duraderos y fiables.

Cada foto que compartes le resta emoción al recuerdo

En los últimos años, no solo hemos comenzado a tomar más y más fotos con los móviles sino que también las compartimos casi instantáneamente en las redes sociales. Ese nuevo hábito también puede alterar nuestros recuerdos, de una manera sutil pero profunda.

Otro grupo de psicólogos de la Universidad de Yale encontraron evidencias de que tomar fotos para compartir en las redes sociales cambia nuestra perspectiva dentro de la memoria. Descubrieron que los participantes que tomaban las fotos con el objetivo de compartirla en las redes sociales, solían recordar el momento desde la perspectiva de un observador externo.

¿Qué significa eso?

El impacto es enorme porque nos desapegamos de lo que ocurre. Cuando adoptamos la perspectiva de una tercera persona, las emociones son menos intensas que cuando vivimos las experiencias en primera persona. Ser protagonistas de las experiencias nos hace vivir emociones más genuinas, por lo que el recuerdo será más sólido a largo plazo.

En algunos casos, ese desapego puede ser positivo ya que podría ayudarnos a mitigar el dolor, pero vivir nuestra vida como observadores externos no es precisamente la mejor receta para aprovechar al máximo las vivencias y consolidar nuestros recuerdos.

Por supuesto, todo esto no significa que los smartphones nos estén volviendo estúpidos o que personalicen el mal absoluto, pero no debemos olvidar que debemos usar la tecnología para ampliar nuestras capacidades, no para reducirlas. Aunque claro, la decisión está en tus manos. Sin embargo, psicólogos de las universidades de Princeton, Austin y Stanford descubrieron que es más fácil olvidar los detalles si sacamos fotos.

Fuente: Rincón de la Psicología

Nota Patrocinada por VALAGUELA.COM, es un medio de comunicación alternativo lider en generación de contenidos digitales, que emite sus contenidos de manera ininterrumpida y periodicidad diaria, miembros de la Asociación Comunitaria de Comunicación, con transmisión de audio y vídeo a través de las TIC´s Escribanos en medios.sipuedo@gmail.com y síguenos en nuestras redes sociales

Deja una respuesta

WhatsApp chat