Expansión del metro de Bogotá llega a Suba y Engativa

Puedes compartir

La alcaldesa de Bogotá Claudia López y el gerente de la Empresa Metro de Bogotá informaron hoy a través de una rueda presa cómo se llevará a cabo la expansión de la red Metro de Bogotá. 

Tras varios meses de análisis se determinó que la  segunda línea de metro  iría hasta Suba y Engativá y tendría un costo de construcción y financiamiento de 16 billones de pesos. Está por determinarse cuánto aportará el Distrito y cuánto la Nación. 

La ministra de transporte Ángela María Orozco, quien también estuvo en la rueda de prensa,  dijo que es un orgullo que el proyecto Metro sea un hecho y ahora su expansión hasta Suba con los mejores tiempos del desplazamiento, la sostenibilidad y el aire. “Eso prueba que estamos penando en el futuro de la movilidad eficiente y segura para sus habitantes. Es bueno que se siga pensando en grande para llevar este medio de transporte a otras localidades”. Se beneficiarán más de tres millones de ciudadanos, añadió la ministra.

La meta es lograr  que para el año  2030 Bogotá  cuente con dos fases del metro pesado, un corredor verde en la carrera Séptima, tres trenes regionales, y mejoras en los corredores de acceso y salida hacia y desde la capital.

El gerente de la empresa Metro de Bogotá, Andrés Escobar, dijo que hay un grupo de instituciones funcionado en pro de un proyecto conjunto. “Estamos dando un paso delante de la segunda línea de extensión. Hemos aprendido de experiencias anteriores y ahora podemos hablar de la empresa Metro y avanzar a pasos firmes”. Añadió que la idea es que en esta nueva intención el Gobierno Nacional financie el 70 por ciento de la obra. “Proyectos grandes necesitan de instituciones fuertes”.

La alcaldesa de Bogotá Claudia López dijo que la siguiente fase de expansión del Metro llegará a Suba y Engativá como lo pudo avalar un estudio previo. “La pandemia no nos paralizó, nos llevó a plantearnos nuevos retos. En 12 años haremos lo que los demás gobiernos no hicieron en 70 años”.

Se hicieron estudios de prefactibilidad para expandir el Metro en donde se comparó Usaquén, Engativá y Suba para llegar desde la calle 72 y evaluar todas esas alternativas para establecer el trazado más óptimo. “Pero la localidad de Suba era la que necesitaba mejores impactos. Debe ser donde se priorice la expansión, luego Engativá y luego Usaquén en un futuro”.

Se hizo una evaluación de siete criterios y de los recursos para financiar el proyecto y así fue que se pudo establecer que el trazado de la segunda línea del Metro que llegará hasta la localidad de Suba pasará por  Engativá y que se desarrollará a lo largo del corredor de la calle 72  para tomar  luego la avenida Ciudad de Cali.

Fueron  varios meses de estudio para que  la consultora británica Steer y la francesa Egis concluyeron las dos primeras etapas del estudio de prefactibilidad contratado por la Financiera de Desarrollo Nacional (FDN) para definir las características de la Segunda Línea del Metro de Bogotá.

Luego de analizar variables como el impacto ambiental, la demanda de transporte público, los beneficios sociales; y tener en cuenta criterios como la revitalización urbana,  las evaluaciones de las empresas consultoras llevaron a recomendar que el trazado, de la segunda línea del Metro, sea el que se presentó hoy.

“Cuando dijimos que el sistema transporte masivo de Bogotá se iba a basar en Metro, era en serio. El Metro, como lo prometimos desde el día uno, va a llegar hasta Suba y Engativá. Por eso estamos en este CEFE, porque el patio taller empieza en el borde del río en Bosa y terminará aquí, en el borde del rio en Suba”, señaló la alcaldesa Claudia López.

Con esta línea, se beneficiarán cerca de 2 millones de personas en ambas localidades donde además de tener una alta densidad poblacional, hay insuficiente oferta de transporte público masivo.

De acuerdo con el análisis, la entrada en operación del Metro, los usuarios en esos dos sectores se ahorrarán en desplazamientos en transporte público, tres días al año; lo correspondiente a unas ocho jornadas y media de trabajo.

La primera etapa del estudio, para el trazado, definió con base en los datos obtenidos por la encuesta origen-destino 2019, y a partir de las proyecciones
demográficas del DANE y urbanísticas de la Secretaría Distrital de Planeación,
que las zonas de Bogotá donde debería llegar el nuevo sistema de transporte
deberían ser Suba y Engativá.

“Para llegar a estas conclusiones los consultores estudiaron 18 alternativas de trazado, todas partiendo del sector de Los Héroes y llegando a Suba. En un proceso de tamizaje por capas, se preseleccionaron las 13 con mejores características, hasta llegar a los 6 corredores principales. Todos ellos se midieron de acuerdo con 31 características con criterios cuantitativos que arrojaron que la ampliación debería ser a partir de la avenida Caracas con calle 72, en dirección occidente, hasta tomar la avenida Ciudad de Cali, sobrepasar el sistema de humedales y llegar a Suba”, explicó el ingeniero Andrés Escobar, gerente general de la Empresa Metro de Bogotá”.

¿Qué viene ahora en el proceso?

Tras la definición del trazado, las empresas consultoras continuarán con los estudios de factibilidad que definirán el alineamiento de la expansión, es decir si esta deberá ser subterránea, elevada o a nivel; el nodo de terminación; el número y ubicación de las estaciones; el costo total del proyecto, y el costo/beneficio. El proceso técnico concluye con la aprobación del Gobierno Nacional, a través del CONPES.

Para el 2022, se deberá definir el convenio de cofinanciación con el Gobierno Nacional para poder luego hacer la licitación y contratación de obra.

Nota Patrocinada por VALAGUELA.COM, es un medio de comunicación alternativo lider en generación de contenidos digitales, que emite sus contenidos de manera ininterrumpida y periodicidad diaria, miembros de la Asociación Comunitaria de Comunicación, con transmisión de audio y vídeo a través de las TIC´s Escribanos en medios.sipuedo@gmail.com y síguenos en nuestras redes sociales

WhatsApp chat