Hábitos de mujeres exitosas

El escenario social ha registrado avances en muchos ámbitos y con el paso del tiempo las mujeres han venido ganando lugares destacados en el mundo de los negocios al ocupar importantes cargos debido a sus aptitudes y capacidades.

Parte de su éxito se atribuye a que muchas de ellas para alcanzarlo han desarrollado ciertas habilidades y establecido efectivas pautas con las cuales lograron conquistar la meta establecida a nivel profesional o empresarial.

A continuación descubrirá algunas de las cualidades y destrezas que debe fomentar para cumplir con dicho objetivo y lograr ser otro caso de éxito.

Plan de acción La recomendación es disponer de una agenda para priorizar en dos lista las actividades diarias y semanales. En la primera escribirás los compromisos o tareas que debes realizar día a día. Otra donde especifique las actividades relevantes de la semana. Teniendo claro estos aspectos logras enfocarte y cumplir con tus objetivos.

Ejercítese Según estudios científicos se ha comprobado que al realizar una actividad física como: trotar, montar bicicleta o una simple caminata de forma enérgica, esto ocasiona que el cuerpo libere endorfinas, sustancias que brindan una sensación de bienestar para poder enfrentar con mayor disposición las cargas diarias.

Tenga clara la meta Así determina la ruta que debe seguir para cumplir con su propósito, este se debe caracterizar por ser claro, medible y alcanzable. Saque el espacio para establecer que quiere así podrá definir los pasos a seguir. Determine si será a corto, mediano o largo plazo.

Comunicación interpersonal Establecer relaciones con los compañeros de trabajo basadas en valores como: el respeto, la gratitud, la honestidad o la amabilidad, permiten estrechar lazos de confianza efectivas, ya que estas mismas personas lograran impulsarte hacia la meta.

Siempre con actitud positiva Nada representa más a una mujer exitosa que sus modales en la oficina. Cuando se vea inmersa en una situación de confrontación la recomendación es adquirir el hábito de fomentar los buenos modales para reaccionar de la mejor forma ante un posible choque. Trate al máximo de conservar la calma y procure afinar la flexibilidad, la comprensión y el auto-control.