La “pinta” correcta para tus entrevistas de trabajo

La primera impresión vale mucho más de lo que crees. Es posible que todo el mundo te haya dicho esto una y otra vez, pero la realidad es que hasta un simple par de medias o cualquier otra ropa pueden alejarte de la posibilidad de ingresar a trabajar.  Si sufres por lo que ves en tu armario, entonces esta publicación te dará un enorme respiro.

¿Y qué tiene de malo mi ropa si la compré hace poco?

No es donde la compraste o cuanto te costó. Es lo que puede llegar a comunicar de tu personalidad.  Se sabe gracias a estudios científicos que la imagen que alguien proyecta la primera vez proviene en un 55% de su apariencia, un 25%  de los gestos y movimientos corporales, un 15% de las palabras y finalmente, el 5% restante de otros factores.

Cada cosa que utilizas como tu carro, tu celular o en este caso lo que llevas puesto, te define y le da señales a las personas que no te conocen de cómo puedes llegar a ser. Sin embargo ahí está el verdadero inconveniente, porque corres el gran riesgo de mostrar alguien totalmente distinto. De hecho esto puede también afectar las relaciones con tus amigos, familia y  pareja.

Ahora que entiendes por qué tú imagen es igual de importante, o quizás más, que toda tu experiencia laboral, es hora tomar cartas en el asunto. Una de las primeras acciones es pensar en el tipo de empresa y puesto que te vas a presentar. Por

Te presentamos algunas recomendaciones de expertos de los portales BBC Mundo y Universia.net.co que deberías tener en cuenta para la próxima cita que tienes en tu agenda:

  1. Para ellas
  • Intenta visualizar que tipo de ropa utilizan en la organización. Pues esto te permitirá escoger que atuendos son tan sólo un poco más elegante del resto y así puedes dar el mensaje de que tienes la intención de aporta mucho al ambiente entre compañeros.
  • Evita el maquillaje y accesorios extravagantes. Es bueno llamar la atención del entrevistador pero esto no significa utilizar uñas decoradas, toneladas de delineador negro o vestimenta provocativa.
  • Utiliza vestidos o prendas que te hagan sentir cómoda y tranquila. Si te encuentras nerviosa es probable que lo que lleves puesto te haga sentir cada vez más insegura.
  1. Para ellos
  • Tradicionalmente el traje ha sido el rey. Recuerda ajustar la corbata a la altura de la hebilla del cinturón, de esta manera te verás un poco más alto.  Pero sí no te decides por la corbata, recuerda utilizar una camisa blanca ya que este color es símbolo de honestidad.
  • En algunos sectores se ven mal los tatuajes o joyas. No es malo tener estos gustos, pero para evitar mal entendidos utiliza mangas largas y sacos que eviten eso.
  • El calzado, debe cubrir todo tu pie. En ocasiones dejar ver mucho los pies significa informalidad o, peor, irresponsabilidad. Por lo que en días calientes, lo mejor es mostrar la piel lo menos se pueda

Las mejores oportunidades aparecen cuando menos te los esperas y para que no las pierdas, es mejor estar preparado. Ten presente que al final la ropa solo es un elemento más. Tu confianza, determinación y ganas son la mejor carta de presentación.