Temor de ciclistas y rutas escolares por guarida de ciudadanos extranjeros venezolanos en la Autonorte

Puedes compartir

Al testimonio de Liliana Fernández, una mujer que vivió momentos de pánico el pasado sábado 30 de abril cuando tres hombres, de nacionalidad venezolana, la retuvieron en la Autopista Norte de Bogotá, cerca del peaje de Los Andes, se le han unido más voces de protesta de quienes consideran que este separador boscoso se ha convertido en una verdadera guarida de ladrones. En este lugar se esconden para atacar de forma intempestiva a los ciudadanos.

Según narró la mujer, le retiraron sus zapatos, con los cordones de los mismos la sujetaron de pies y manos y otro más lo usaron para bloquearle la boca. “Ellos me decían que colaborara, que querían solo robarme todo lo que tenía”, contó.

Pero la escena se fue volviendo más traumática porque le dijeron que le iban a pegar un tiro si ella no accedía rápidamente a darles todas las claves de sus cuentas bancarias y de crédito. “Ellos me decían que cuántos reales tenía en el banco. Yo solo les repetía que no tenía dinero porque recién había entrado a trabajar”, agregó.

La ciudadana solo contaba con las suma de 200.000 pesos que le habían dado por una semana de trabajo. En ese momento la mujer entró en pánico porque la amenazaron con que le iban a cortar los dedos. Las autoridades ya están al tanto de este caso para determinar las características de tiempo, modo y lugar.

Este lugar se ha convertido en una zona de terror, sobre todo para los usuarios de la bicicleta como Liliana. De hecho en la zona boscosa de los separadores siempre se encuentra ropa, billeteras, zapatos, ropa de ciclistas y en general los vestigios que quedan de todos los atracos que se cometen en ese lugar.

La Policía Metropolitana de Bogotá ya estuvo en el lugar y se percató de todos los objetos que dan cuenta de los hechos delictivos que allí se cometen. Para los deportistas este tramo de la autopista se ha convertido en una zona de terror. “Yo soy ciclista y paso siempre por esa zona y es normal ver en la ciclorruta a la altura del peaje, migrantes con maletas o simplemente sentadas allí justo al lado del peaje. Dan un poco de miedo porque uno no sabe si tienen o no intenciones con la gente que pasa”.

Este ciudadano agregó que “La Policía se la pasa abajo en la carretera antes del peaje viendo a ver a quiénes paran y  en cambio hay cero vigilancia a los alrededores. Solo se preocupan de mirar a ver a cuales motociclistas o conductores paran para multarlos”, dijo Felipe Uribe.

Otros como Albert Fabián Mendoza señalan que este problema se viene presentando desde hace ya varios años sin que las autoridades tomen cartas serias en el asunto.

En diciembre de 2018 dice que fue atracado en este sector, exactamente, en el sitio del paradero que queda antes del peaje Andes, sentido Sur-Norte, mientras detuvo su carro allí por unos minutos para comprobar que si tenía efectivo. “En ese momento dos ladrones de acento venezolano, uno de más o menos 50 años de edad moreno, de baja estatura y otro de unos 28 años, delgado y  con gorra, salieron del separador y me tomaron por sorpresa, rompieron el vidrio del puesto del conductor y me amenazaron con arma blanca”.

Este ciudadano relató que los atracadores tuvieron todo el tiempo para buscar objetos de valor al interior del carro. “Se llevaron un celular, una chaqueta, dinero en efectivo. Jamás pasó un policía y los demás conductores que pasaban, se limitaban a ver. Finalmente se fueron con mis pertenencias hacia la montaña de la carrera Séptima y desaparecieron. Muy triste”.

Con información de EL TIEMPO

Nota Patrocinada por VALAGUELA.COM, es un medio de comunicación alternativo líder en generación de contenidos y audiencia según el más reciente estudio de monitoreo de medios alternativos y comunitarios EMAC. Ganadores del Premio Distrital de Comunicación Comunitaria 2021. Escribanos en medios.sipuedo@gmail.com y síguenos en nuestras redes sociales

WhatsApp chat