EmpoderArte (Tu tiempo, mi tiempo)

“Nadie escarmienta por cabeza ajena” es un adagio popular que cobra sentido cuando pensamos en el por qué algunas personas repiten errores que ya han visto o incluso han sido advertidas por alguien cercano que puede anticiparse al resultado desde una óptica externa.

Y es que los toros se ven mejor desde la barrera porque desde el ruedo la cosa es a otro precio, se vive con total intensidad la escena y ahí la capacidad de análisis y apertura de posibilidades se disminuye porque están inmersas muchas emociones que limitan la razón, aquella que decide ecuánime y prácticamente.

Cada uno tiene su tiempo para resolver cada reto, así sea similar al de otro que le llevó menos en superarlo, todo depende de su nivel de consciencia, de su trabajo interior, educación, su personalidad, cultura e incluso pasado.

Qué hacer entonces para no tardar más de la cuenta en sobre pasar una dificultad? O cómo apoyar a alguien que vemos dando vueltas en el mismo lugar de forma dolorosa? En ambas situaciones diría que simplemente esperar a que todo fluya, el universo es tan perfecto que llegará el momento exacto en el que la lección sea aprendida.

Para aquel que la está viviendo una recomendación es ponerle una pausa a la situación para revisar con mayor agudeza cuánto tiempo lleva quejándose de lo mismo, si a lo mejor se convirtió en un patrón que se ha repetido en otras épocas o en otras circunstancias y allí comprobar que realmente necesita ayuda de alguien que lo saque del pantano y acto seguido buscarla.

Para aquel que lo está viendo desde afuera es necesario esperar con paciencia el proceso del otro, porque después de haber intentado advertir varias veces el resultado sin lograr éxito podrá ocurrir desgaste o cansancio que termine en alejamiento.

Confía y cada vez sé más consciente de la forma en la que enfrentas tus retos, es la única manera de resolverlos cada vez más rápido. Tú tienes tu tiempo y los demás el suyo.

Espero tus comentarios y opiniones en mi correo felizcomobeatriz@gmail.com