Ser diferente cuesta

Desde que tengo uso de razón más lo que he estudiado de tiempo atrás las masas han sido homogeneizadas y “aconductadas” para que cumplan con patrones que sirvan para un llamado equilibrio social, ése que busca que todos tengan los mismos objetivos, se sintonicen con valores, creencias y preferencias iguales o similares para evitar así cualquier asomo de rebeldía y contradicción con el poder.

Lo diferente ha sido mal visto, señalado, juzgado y anulado… qué idea más fuerte y perversa cuando se piensa y se hace consciente!!! 

Pensar diferente le ha acostado hasta la vida a aquellos osados que han intentado hacerlo valer. En su propósito “loco” han encontrado el camino de Ser Felicidad porque aquella esencia sólo se experimenta cuando sabemos quiénes somos desde el interior más allá de lo que otros determinen o impongan.

Sonará para muchos rebeldía y proclive a la sublevación y debo decir que sí, en mi caso es lo que he sido desde pequeña aunque aún siga haciendo parte de este sistema difícil de manejar.

Seguiré defendiendo a aquellos “locos” que aceptaron en su locura una forma de vida, sin hacerle daño a nadie y con la firme intención de demostrar que existe la diferencia y que también existe el derecho de pertenecer a ese estado alterno en el que el mundo se observa con otros ojos.

La diferencia cuesta discusiones, pérdidas, señalamientos, maltratos de gente ignorante que prefiere imponer la fuerza sobre el amor pero vale la pena pagar el precio de la libertad antes que morir alienado y con la boca sellada por el miedo. Feliz Vida!!! 

Espero sus comentarios y opiniones en mi correo felizcomobeatriz@gmail.com

WhatsApp chat